Beneficios de la cocina al vapor

Si uno de tus objetivos para este año es llevar una alimentación sana, no sólo debes preocuparte por los alimentos que tomas: las técnicas de cocción también son fundamentales a la hora de llevar una dieta equilibrada. Según como cocinas los alimentos, puedes aumentar considerablemente su contenido en grasas o puedes hacer que pierdan gran parte de sus propiedades y nutrientes.

Hoy queremos contarte los beneficios de la cocina al vapor:
1. Conservación de los nutrientes de los alimentos.
2. Cocina sana y sin grasas, con muy pocas calorías.
3. Favorece la digestión, haciéndola más ligera.
4. Los alimentos mantienen su textura, sabor, consistencia y olor originales, ya que su estructura natural no se altera.
5. Permite cocinar varios alimentos a la vez sin que se mezclen sus sabores ni aromas.

¿Cómo puedo cocinar al vapor en casa?
Puedes cocinar al vapor en casa con los hornos de vapor, igual que lo hacen en los mejores restaurantes. Este sistema es muy fácil, rápido y cómodo, ya que sólo tendrás que rellenar el tanque de agua del horno bajo el grifo, introducir la bandeja con los alimentos en cualquiera de los niveles y seleccionar la función Vapor. Además podrás cocinar varios platos al mismo tiempo en varios niveles, sin que se mezclen los aromas. También reducirás el consumo energético, ya que la cocción al vapor es más rápida que la cocción tradicional con calor inferior/superior o con aire caliente.

¿Qué alimentos se pueden cocinar al vapor?
Además de fácil, rápida y económica, la cocción al vapor es muy versátil.
Verduras y hortalizas, como coliflor, brócoli, espárragos, judías verdes, zanahorias, pimientos, patatas… Las únicas verduras que debes evitar cocinar al vapor son las de hoja, como las espinacas o las acelgas, ya que con esta cocción pierden color y sabor.
Pescados y mariscos, como merluza, bacalao, salmón, mejillones, almejas… El pescado al vapor adquiere una textura muy tierna pero a la vez consistente, de modo que no se deshace y queda de una pieza.
Carnes rojas, pollo, pavo… Quedan muy tiernas, especialmente si tienen poca grasa. Para que tengan más sabor, sazónalas previamente o marínalas en el frigorífico la noche de antes.
Repostería. En general, cualquier tipo de masa y bizcocho quedan mucho más jugosos y esponjosos.

Como ves, la cocina al vapor es sana, fácil, rápida y variada. ¿Hay una forma más sencilla de comer bien?


Publicado: 13 de Marzo de 2017