Elegir entre una mampara y la cortina tradicional

98 536 73 45
Elegir entre una mampara y la cortina tradicional

En anteriores ocasiones, aprovechando nuestra experiencia en la distribución de muebles de baño en Gijón, nos hemos referido a los diferentes tipos de mamparas que se pueden colocar en cualquier bañera o ducha. Sin embargo, paree que aún hay algunas personas reticentes a la instalación de mamparas y prefieren seguir con las tradicionales cortinas. En este artículo queremos establecer una comparativa entre ambas fórmulas.

Sin duda alguna, en el aspecto estético, la balanza se inclina del lado de las mamparas. La sensación visual cuando entras en un baño equipado con una mampara es de mayor amplitud que si tiene colocadas cortinas, lo que redunda también en mayor luminosidad. Una luminosidad, por cierto que se agradece también cuando estás utilizando la ducha, con las cortinas, sobre todo si son oscuras, tienes una sensación de penumbra.

Otro terreno en donde son claramente vencedoras las mamparas es en la duración: Veinte, treinta años o más para las mamparas, mientras que las cortinas apenas pueden durarte más de 4 ó 5 años en buenas condiciones. Además, las mamparas, al impedir completamente la salida del agua, prolongan la duración de los muebles del baño en Gijón al impedir que ésta caiga sobre ellos, cosa que no siempre evitan las cortinas.

Los resbalones son la causa más frecuente de accidentes y caídas en los baños y muchos de estos resbalones se producen al salir de la ducha debido, precisamente, al agua que la cortina no ha podido impedir que caiga sobre el suelo. Las mamparas añaden seguridad al baño.

En cuanto al precio, aquí sí que podemos hablar de que las cortinas son más económicas, pero si consultas los precios de las mamparas que instalamos en Keldor, comprobarás que la diferencia no es tan grande como pensabas.